Beneficios

Sensación de Bienestar a causa de la desintoxicación, eliminación de mucus, restos alimenticios no digeridos, toxinas bacterianas y envejecimiento biológico
Sensación de Liviandad resultante de la descompresión de los órganos adyacentes al intestino
Estimulación del Peristaltismo Intestinal, por lo tanto Neta Disminución del Estreñimiento
Alivio de Estado Inflamatorio y de Edemas
Expulsión de Parásitos del colon
Reducción de Peso y aumento de la Tonicidad Abdominal por la liberación de residuos intestinales que producen pesadez
Alivio de desórdenes ginecológicos, Cistitis, Ovaritis y Dismenorreas
Normalización del funcionamiento renal gracias a la liberación de sobrecarga tóxica
Efecto Desintoxicante y Rejuvenecedor en geriatría
Disminución de estados de carencia en elementos minerales gracias al: 
Mejoramiento del Metabolismo
Restablecimiento de la Motilidad Intestinal 
Prevención del cáncer de Colon
Prevención de enfermedades degenerativas 
 
¿Qué es la hidroterapia de colon?

Es una modalidad de lavaje intestinal que se realiza por medio de un aparato específicamente diseñado para ello, una forma de limpieza y sanación intestinal que viene aplicándose con éxito desde hace años en USA y diversos países de la Comunidad Europea. Es un método de fácil ejecución y alta eficacia.
Se introduce  agua en el interior del intestino, la cual circula desde el recto, colon sigmoide, colon ascendente, colon transverso y colon descendente hasta el ciego, sin penetrar en el intestino delgado que está protegido contra el reflujo por la válvula íleocecal. El agua ablanda las materias duras, así como los restos y células que pueden estar alojados en los pliegues intestinales o incrustados en las paredes, evacuándolos sin esfuerzo ni dolor alguno. Esta evacuación se produce simultáneamente al ingreso del agua, cuando la dilatación de la pared intestinal genera el estímulo adecuado.
Durante la irrigación, el terapeuta realiza masajes en la pared abdominal  para disolver cólicos, burbujas de gases y concreciones fecales inmovilizadas.

 Importancia de la higiene del colon

 Como consecuencia de la ingesta de alimentos esterilizados y desnaturalizados, de una alimentación y un modo de vida erróneos, del impacto ambiental, de  los tóxicos y de un mal uso de los medicamentos se destruye el equilibrio entre el organismo y las bacterias. La experiencia nos enseña que la mayoría de las personas padece ya una composición alterada de la flora intestinal, esto es, disbiosis.
La mayor parte de los tóxicos son eliminados por el intestino, si la eliminación es deficiente, estos elementos venenosos son absorbidos nuevamente por las paredes del colon y pasan otra vez a la sangre.
Los restos de alimentos poco o no digeridos tienden a sedimentarse en el colon y a formar depósitos de fermentación y putrefacción y repercuten en forma patógena sobre el organismo y su sistema inmunitario dado que  los capilares del intestino absorben toxinas y desechos nocivos en lugar de nutrientes que atraviesan la pared intestinal (autointoxicación).
De esta toxicosis  del conjunto del organismo, resultado de estas sobrecargas del intestino, se derivan todos los síntomas posibles que, si bien en un sistema inmunitario capaz de reacción, pueden manifestarse, incluso de forma inflamatoria aguda, a la larga progresan en manifestaciones crónico degenerativas.

Síntomas comunes de las disfunciones del colon 

Fatiga 
Pérdida de la memoria y falta de concentración
Gases y flatulencias 
Dolor de cabeza
Ansiedad
Irritabilidad
Insomnio
Nerviosismo
Problemas menstruales
Náuseas
Mal aliento
Depresión
Frío en manos y pies
Neuritis y neuralgias
Falta de apetito
Distensión abdominal