TERAPIA COLONICA

El estilo de vida actual impone una enorme sobrecarga tóxica a nuestro organismo que al acumularse daña nuestros órganos. El que sufre las peores consecuencias de los hábitos dietéticos modernos es el colon (intestino grueso) ya que los restos de alimentos mal digeridos tienden a sedimentarse y formar depósitos de putrefacción, estas toxinas y desechos nocivos son absorbidos por la sangre y pasan a la circulación general (autointoxicación); provocando síntomas como: dolor de cabeza, gases, distensión abdominal, falta de apetito, nerviosismo, ansiedad, insomnio, fatiga, náuseas, mal aliento, pérdida de la memoria, depresión, problemas menstruales, neuralgias.

La medicina ha recurrido a un sistema de limpieza y depuración llamada

“Hidrocolonterapia”  que logra desincrustar los residuos que vamos acumulando a lo largo de la vida, mejorando el estreñimiento, colon irritable, diarrea crónica, parasitosis, candidiasis, enfermedades osteoarticulares crónicas (artritis), enfermedades de la piel (dermatitis, acné, eczema, psoriasis), depresión, migrañas, desórdenes del sueño, enfermedades respiratorias (asma, bronquitis crónica, rinitis, sinusitis), obesidad, celulitis, problemas venosos y linfáticos, enfermedades de la próstata, desórdenes menstruales, alergias, infecciones urinarias, desintoxicación de enfermedades por adicción; ayuda en la reducción de peso y en la prevención del cáncer de colon.

La eliminación de desechos orgánicos tiene correlación con la eliminación de desechos psíquicos, durante el tratamiento también puede producirse la descarga de emociones reprimidas. Conocer la manera de conservar el intestino sano y en buenas condiciones es el mejor camino tanto para recuperar como para mantener el estado de salud y la vitalidad.

Dra. Verónica Crosetti
Médica M.P.27750/7

Importancia de la higiene del colon

colon-limpioComo consecuencia de la ingesta de alimentos esterilizados y desnaturalizados, de una alimentación y un modo de vida errónea, del impacto ambiental, de  los tóxicos y de un mal uso de los medicamentos se destruye el equilibrio entre el organismo y las bacterias. La experiencia nos enseña que la mayoría de las personas padece ya una composición alterada de la flora intestinal, esto es, disbiosis.
La mayor parte de los tóxicos son eliminados por el intestino, si la eliminación es deficiente, estos elementos venenosos son absorbidos nuevamente por las paredes del colon y pasan otra vez a la sangre.
Los restos de alimentos pocos o no digeridos tienden a sedimentarse en el colon y a formar depósitos de fermentación y putrefacción y repercuten en forma patógena sobre el organismo y su sistema inmunitario dado que  los capilares del intestino absorben toxinas y desechos nocivos en lugar de nutrientes que atraviesan la pared intestinal (autointoxicación).
De esta toxicosis  del conjunto del organismo, resultado de estas sobrecargas del intestino, se derivan todos los síntomas posibles que, si bien en un sistema inmunitario capaz de reacción, pueden manifestarse, incluso de forma inflamatoria aguda, a la larga progresan en manifestaciones crónico degenerativas.

Síntomas comunes de las disfunciones del colon

  • Fatiga
  • Pérdida de la memoria y falta de concentración
  • Ansiedad
  • Dolor de cabeza
  • Irritabilidad
  • Insomnio
  • Nerviosismo
  • Problemas menstruales
  • Náuseas
  • Mal aliento
  • Depresión
  • Frío en manos y pies
  • Neuritis y neuralgias
  • Falta de apetito
  • Distensión abdominal
  • Gases y flatulencias

 

Imagen de previsualización de YouTube